​​ ​​​​​

​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Son conocidos los daños que causa el tabaco en nuestro cuerpo. Nuestro objetivo no es alarmarte sino, ofrecerte información real para que puedas tomar decisiones informadas sobre la preservación de tu salud.​

Consecuencias en la salud por el uso de tabaco

​Algunas realidades sobre el tabaco…​

El humo del tabaco es una mezcla mortal de más de 7,000 sustancias químicas. Alrededor de 70 de estas sustancias pueden causar enfermedades tales como el cáncer.

Cuando estas sustancias químicas entran a los tejidos del cuerpo, pueden causar daño en todos los órganos y con el tiempo estos daños pueden causar enfermedades. No olvidemos la nicotina, una sustancia sumamente adictiva.

Esta hace que las personas sigan fumando aunque quieran dejar de hacerlo, ya que causa adicción. Dejar esta adicción es más difícil para unos fumadores que para otros. Algunos fumadores necesitan intentar dejar de fumar más de una vez para lograrlo.

Al igual que ocurre con la heroína y la cocaína, la nicotina altera la forma en que el cerebro funciona y hace que el fumador quiera más y más nicotina. Esta sustancia puede causar adicción física y mental.​

​Razones para dejar de fumar

La adicción al tabaco aumenta el riesg​o de padecer enfermedades. El tabaco es la primera causa prevenible de enfermedad y muerte prematura en los Estados Unidos y Puerto Rico.

Riesgos al fumar:

  • Desarrollar cáncer de pulmón, vejiga, esófago, boca y laringe.​
  • Desarrollar enfermedades cardiovasculares (infartos arteriosclerosis, etc.) y cerebrovasculares (derrames cerebrales).
  • Provocar condiciones agudas y crónicas como: infecciones respiratorias, bronquitis, enfisema, enfermedad obstructiva crónica o COPD y asma.

Riesgo en los niños por la exposición al humo:

  • ​​Adquirir infecciones respiratorias y del oído.
  • ​Aumento en la frecuencia de los ataques de asma, alergias y sinus​itis.​

Beneficios de dejar de fum​ar

Cambios que sentirás al dejar de fumar…​

  • 20 Minutos: Disminuye la presión arterial y el pulso.​
  • 8 Horas: Los niveles de monóxido de carbono y oxígeno en la sangre se normalizan​.
  • 1 Día: Disminuye la posibilidad de un ataque al corazón.
  • 2 Días: Se regeneran los extremos de los nervios; aumenta el sentido del gusto y del olfato.
  • 2 Semanas: Mejora la circulación sanguínea y el funcionamiento de los pulmones.
  • 1 a 9 Meses: Disminuye la tos, la congestión, la fatiga y se reduce la sensación de falta de oxígeno.
  • 1 Año: La posibilidad de un ataque al corazón se red​uce a la mitad.
  • 5 Años: El riesgo de un derrame cerebral es similar al de una persona que nunca ha fumado.​
  • 10 Años: El riesgo de muerte por cáncer de pulmón se reduce a un 50%.​
  • 15 Años: El riesgo de una enfermedad o muerte de cardiopatía coronaria es casi igual a la de una persona que nunca haya fumado.​

​​El Humo​ de Segunda Mano

​​El humo de segunda mano es la combinación del humo proveniente del cigarrillo encendido y del humo exhalado por los fumadores. Respirar el humo de segunda mano es como si estuvieras fumando. Cuando estás cerca de una persona que está fumando, inhalas las mismas sustancias químicas peligrosas al igual que el fumador.​

Las consecuencias a la salud por la exposición al humo del tabaco​​

  • En los bebés puede provocar el síndrome de muerte súbita infantil. Además, puede afectar el desarrollo del cerebro y los pulmones.
  • En los niños puede provocar tos constante, bronquitis, neumonía y asma.
  • Los adultos expuestos al humo de tabaco tienen más probabilidades de padecer de enfermedades pulmonares y morir de enfermedades cardíacas y cáncer pulmonar.

O2.jpg

El humo de segunda mano​​

No existe una cantidad sana de humo de segunda mano. El respirar un poco de humo de segunda mano puede ser peligroso. Protege tu familia y a ti mismo del humo de segunda mano.

¿Qué puedes hacer?​

Libera tu ambiente de humo del tabaco:​

  • ​No permitas que se fume en tu casa ni en tu auto.
  • Pídele a tus familiares y amigos que no fumen cerca de ti, ni de tus hijos.
  • Aléjate de áreas y/o personas que se encuentren fumando.
  • Piensa seriamente en dejar de fumar. Consulta a tú médico y llama a la Línea de Cesación de Fumar ¡Déjalo Ya! al 1-877-335-2567, ellos te pueden ayudar.​

El Humo de Tercera Mano

¿Qué es humo de tercera mano? 

El humo de tercera mano se refiere a las toxinas del humo del cigarrillo que se pegan a las superficies suaves, tales como la ropa, el pelo y las paredes. No hay que fumar o incluso estar cerca de un fumador para verse perjudicado por el tabaco.

¿Es el humo de tercera mano perjudicial para la salud?

  • ​A través del humo de tercera mano, las personas están expuestas a las mismas toxinas que se encuentran en el humo del tabaco.
  • Estas toxinas pueden provocar: cáncer, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas y ataque cerebral.

El humo de tercera mano puede afectar a los bebés:

    • ​Los bebés tienen pulmones pequeños y respiran con rapidez, por lo que más toxinas del tabaco entran en sus cuerpos.
    • Los bebés pasan tiempo en los pisos y otras superficies que pueden tener las toxinas del humo.
    • Si tienes el humo de tercera mano en tu ropa y luego abrazas a tu bebé, tu bebé​ puede respirar esas toxinas.
​El humo de tercera mano puede perjudicar a los niños:
    • Los niveles bajos de toxinas pueden acumularse a niveles peligrosos en el cuerpo. Esto puede causar problemas respiratorios y de aprendizaje para los niños.

El humo de tercera mano puede dañar a las mascotas también:​

    • Las toxinas del humo pueden quedarse en la piel, las plumas y la boca de tu mascota.

¿Dónde se encuentra el humo de tercera mano?

  • ​El humo de tercera mano llega a la ropa, pelo, piel, alfombras, cortinas, tapizados de muebles, sábanas, colchas, juguetes, los asientos de los carros y muchas otras superficies.
  • El humo de tercera mano puede permanecer en las superficies sin limpiar durante días, semanas o incluso meses.
Si fumas:
  • ​Piensa seriamente en dejar de fumar. Habla con tu médico y llama a la Línea de Cesación de Fumar ¡Déjalo Ya! al 1-877-335-2567.
  • Nunca fume en tu hogar, carro o dónde juegan los niños.
  • Use una camisa o una chaqueta que puede dejar fuera después de fumar.
  • Lava tus manos inmediatamente.
  • Limpia a menudo la ropa, alfombras, juguetes, los a​sientos de los carros y otras superficies.

Si no fumas:

  • ​¡Felicidades! Nunca comiences a fumar. Recuerda que fumar es una adicción muy poderosa y difícil de dejar.
  • No permitas que se fume cerca de ti, en tu hogar, áreas de trabajo o carro.
  • Si tus familiares o amigos fuman, pídeles que se laven las manos y que se cambien la ropa con la que fumaron antes de compartir con tu bebé o los niños.
  • Trata de mantener a tus hijos fuera de los hogares de los fumadores.​​

El humo del cigarrillo y el embarazo​

​Si eres fumadora y estás embarazada:

Existen muchos efectos negativos para el bebé y para la madre al fumar durante el embarazo. Tu bebé es la mejor razón para dejar de fumar. Los bebés son frágiles, necesitan ser protegidos del humo del cigarrillo antes y después de nacer tú bebe.

Madres fumadoras tienen mayor riesgo de sufrir:

  • ​Aborto espontáneo
  • Ruptura de la placenta
  • Parto prematuro
  • Retraso del crecimiento del bebé
  • Afección en el desarrollo del cerebro

Efectos en los niños cuando ha sido expuesto al tabaco:

  • ​Bajo peso al nacer
  • Muerte súbita del recién nacido
  • Problemas respiratorios
  • Bronquitis
  • Pulmonía
  • Asma
  • Problemas de conducta
  • Problemas de aprendizaje
  • Autismo
  • Retraso en el desarrollo del habla
  • Exposición de todos los venenos del cigarrillo a través de la leche materna ya que estos traspasan todas las barreras corporales de la madre.​

Aunque no fumes…

  • ​El humo del cigarrillo de los fumadores (humo de segunda mano) puede llegar a tu bebé al respirarlo. El humo de segunda mano tiene los mismos efectos negativos que mencionamos anteriormente.

¿Qué puedes hacer para proteger a tu bebé?

  • ​No permitas que se fume en tu hogar o carro.
  • Si tus familiares o amigos fuman, pídeles que se laven las manos y se cambien la ropa con la que fumaron antes de compartir.
  • Trata de mantenerte fuera de los hogares de los fumadores.

Habla con tu médico acerca de las alternativas que existan para dejar de fumar al estar embarazada. Además, puedes llamar a la Línea de Cesación de Fumar ¡Déjalo Ya! al 1-877-335-2567. Los asesores de salud le ayudarán a identificar las situaciones en las cuales sientes deseo de fumar y explorar nuevas alternativas para manejar las situaciones que no incluyan el uso del tabaco.​​

O5.jpg 

El humo del cigarrillo y el embarazo​

​​